Proteger el don de la vida hasta la muerte natural

Señor Dios, tú que estás atento a la voz de nuestra súplica,
permite que en tu Hijo encontremos consuelo en la tristeza,
certeza en la duda y valor para vivir el dolor de esta hora.
Fortalece nuestra fe por medio de Cristo Jesús, nuestro Señor.
Amén.

~ ~ de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos

El cuidado de los enfermos al final de la vida es una enseñanza fundamental de la Iglesia Católica y una obra de misericordia corporal. Hay numerosos recursos disponibles para ayudar a los fieles a valerse de algunas de las diferentes tradiciones y opciones que hay disponibles para la atención al final de la vida, la planificación de las exequias y el proceso de duelo. Los funerales han cambiado bastante en las últimas décadas, y deseamos compartir algunas de las enseñanzas católicas que guían nuestra fe y que sustentan nuestras prácticas espirituales. Mientras usted explora las diversas opciones que hay para el funeral de su ser querido, le animamos a que tome un tiempo para reflexionar sobre estas enseñanzas y discernir cual sería la mejor manera de honrar a Dios y a su ser querido en estos preparativos.

Le agradeceremos tener en cuenta que los Cementerios Católicos de la Arquidiócesis de Washington están dispuestos a brindarle apoyo, mientras usted recorre este proceso por primera vez. Para más detalles sobre los recursos que ofrecen los cementerios, visite el sitio web ccaw.org.  El párroco y el personal de su parroquia también están atentos para guiarlo a través de esta experiencia. Le animamos a que se ponga en contacto con su parroquia para obtener más información sobre la pastoral especializada en los casos de duelo, los servicios funerarios y las intenciones para las Misas que desee ofrecer por su ser querido.

HACIA EL FINAL DE LA VIDAUn recurso pastoral para el final de la vida

La Arquidiócesis de Washington ha creado una guía de recursos, disponible tanto en inglés como en español, concebida para acompañarle a usted y a su familia cuando comience a explorar las numerosas opciones de funerales y sepelios disponibles en nuestra región. Esta guía también contiene información importante sobre el necesario cuidado al final de la vida y recursos para el duelo.

Planificación del cuidado de la salud al final de la vida

Un plan anticipado de cuidado personal, también conocido como directivas anticipadas para la atención de la salud o testamento en vida (living will), es una declaración escrita que expresa en detalle lo que usted decida disponer para su propio tratamiento médico y las decisiones que haya que tomar en caso de que usted ya no pueda expresar su consentimiento razonado. Pero las directivas anticipadas de atención de la salud no son solo para los enfermos y los ancianos de nuestra comunidad; también pueden ser útiles para que cada uno de nosotros se prepare para afrontar situaciones inesperadas. A diferencia de ciertos estereotipos que circulan, las directivas anticipadas de atención de la salud no “restringen” sus opciones de cuidado al final de la vida; más bien, le permiten expresar sus preferencias en cuanto al tipo de atención que usted desea recibir.

La Conferencia Católica de Maryland ha publicado un folleto titulado “Alivio y Consuelo”, que ofrece información sobre los cuidados paliativos y de hospicio, las directivas anticipadas de atención de la salud y otros temas pertinentes para que usted y su familia comiencen a preparar un plan anticipado para el cuidado de la salud.

Ocho principios de la enseñanza católica sobre el cuidado al final de la vida (de la Conferencia Católica de Maryland)

  1. No tenemos derecho a quitarnos la vida ni a provocar directamente la muerte de una persona.
  2. Cada cual está obligado a proteger el don de la vida y la salud que Dios nos ha dado.
  3. Ningún paciente está obligado a aceptar o exigir intervenciones médicas inútiles o excesivamente onerosas.
  4. La persona humana siempre tiene dignidad, incluso en el sufrimiento.
  5. Aunque no podamos curar, siempre podemos cuidar.
  6. Se presume que se debe proveer alimento e hidratación a menos que sea inútil o la muerte sea inminente.
  7. Los pacientes en estado terminal o vegetativo persistente tienen dignidad y merecen una buena atención.
  8. La preparación para la muerte puede ser un hermoso momento para reconciliarse con la familia, con los amigos y con Dios.

Seminarios web y presentaciones grabadas

En octubre de 2020, la Oficina de Asuntos de la Vida y la Oficina del Ministerio para Personas Sordas y Discapacitadas colaboraron con la iniciativa comunitaria Voice Your Choice, del Condado de Montgomery, con el fin de realizar un seminario web sobre la planificación anticipada del cuidado al final de la vida. Voice Your Choice ofrece un excelente recurso en línea para la planificación de dicho cuidado, por lo que animamos a los fieles a tenerlo en cuenta al discernir la planificación anticipada que desean para su propio cuidado.

Planificación para después del deceso

“Cuando fallece un cristiano, cuya vida de fe comenzó en las aguas del Bautismo y se fortaleció en la mesa eucarística, la Iglesia intercede por el que ha fallecido apoyada firmemente en la confianza de que la muerte no es el fin, que no rompe los lazos que se han forjado en la vida. La Iglesia también atiende a los dolientes y los consuela en los ritos exequiales con la palabra consoladora de Dios y el sacramento de la Eucaristía.” (Ritual de Exequias Cristianas, 4)

El rito de exequias católicas se divide en varias partes y rituales que son útiles para guiar el proceso del duelo. Cada una de las “estaciones” tiene un propósito particular para honrar a los fallecidos y servir a los vivos. La mayoría de las exequias católicas utilizan estos tres rituales. Para más información, vea este recurso en línea patrocinado por la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos.

Para más información sobre la Misa de Exequias Cristianas, consulte los folletos informativos de la Arquidiócesis de Washington, disponibles en inglés y español.

Una nota de los Cementerios Católicos de la Arquidiócesis de Washington

Jesucristo, que los ha acompañado a usted y a su ser querido en la vida, caminará también con usted en esta senda de duelo. La Iglesia desea asimismo acompañarle en este momento de dolor y aflicción. La pastoral de apoyo a los dolientes representa una excelente oportunidad para que los deudos compartan sus sentimientos y experiencias en un entorno apacible de afecto, libre de crítica y en forma confidencial. Consulte a su parroquia sobre los grupos de pastoral para el duelo o visite el sitio web de los Cementerios Católicos de la Arquidiócesis de Washington para consultar sobre otros recursos.

Para más información contactar la Office of Life Issues.